Excursiones

 

RUTA POR INGENIO

Ingenio cuenta con unas excelentes joyas patrimoniales distribuidas por toda su geografía municipal; los cascos históricos que albergan nobles iglesias, molinos de agua que marcan sus orígenes, casas rurales, una treintena de parques y jardines, barrancos naturales con su propia identidad, lugares que, en definitiva, nos evocan a un tiempo donde la artesanía y la agricultura primaban como medio de vida.

Por esta razón, la Villa de Ingenio, invita a toda aquella persona interesada en conocer un pueblo puramente artesanal, a realizar un recorrido por el municipio, sabiendo que conocerle es volver.

La ruta comienza adentrándonos en la zona deCarrizal, lugar de  actividad constante en los empaquetados de tomates, representado en una espectacular escultura que adorna la entrada a nuestro municipio.

Siguiendo en dirección sur, nos encontraremos con un desvío hacia el oeste (con su respectiva señalética), que nos lleva a la Iglesia del Buen Suceso.

Localizada en el casco de Carrizal, la parroquia comenzó a construirse como ermita en el año 1658, siendo bendecida por el Obispado en 1920, tras su última restauración y ampliación. Tres han sido las imágenes que han representado a  su Virgen y varios los nombres para designarla, llegando a llamarse Nuestra Señora del Buen Suceso. En los alrededores a la misma, se encuentra en casco antiguo de El Carrizal, dejando mostrar su rico Patrimonio.

En dirección a la zona de Ingenio, destaca un lujoso patrimonio histórico-artístico, el cual no pasa desapercibido a los ojos de nuestros visitantes, situado en cada una de las plazoletas del municipio.

Después de conocer, parte del legado arquitectónico, la siguiente recomendación a los visitantes es  laCasa de Postas.

Casa antigua del siglo XIX, constituía en ese entonces, un punto neurálgico en las comunicaciones terrestres de la comarca sureste de la isla.

Como parada obligatoria, es la zona llamada la Palmita, en una pequeña pero atractiva plaza  que alberga a la Casa del Fraile.

Como Centro de Interpretación, cuenta la historia de un hombre que aferrado a una devoción a la Virgen de Guadalupe, surca los mares desde Santo Domingo hacia Extremadura, cuando de regreso a las Antillas, está a punto de naufragar, próximo a la bahía de Gando. Haciéndose la ferviente promesa de servir durante un año en el hábito de ermitaño, si sobrevive a la tempestad, pediría limosnas en el primer pueblo  que arribara, llegando así al municipio de Ingenio y sirviendo a la Virgen de Candelaria. Hoy en día es una réplica exacta de la que  fue morada de un personaje  muy particular.

Sus pronunciadas calles nos llevan al casco antiguo de la Villa, donde la visita recorrerá  adoquinados rincones con historia.

A ellos se suman nuestra oferta de alojamientos rurales en plena naturaleza. Situados en zonas céntricas, o de monte o de barranco, el Hostal y las casas rurales nos permiten embriagarnos del sabor y el color del pueblo; de la tradición, arquitectura y formas de vida. Este tipo de estancias, suponen el punto de partida idóneo para disfrutar de un buen clima durante todo el año, acompañado de una amplia oferta artesanal que la misma gente del pueblo les brinda.

Dado que Ingenio es un municipio eminentemente artesanal y agro-ganadero, la gastronomía está asociada a la huerta y a la ganadería.

Para conocer parte de la esa rica gastronomía, se degustar el típico y popular “pan de puño”, hecho en panaderías locales, como la Panadería de Amaro y Lina, y la Panadería El Puente, o tal y como la gente del lugar la conoce la Panadería de Ritita, con  hornos de más de 200 años.

En los aledaños de las panaderías podemos observar la Casa del Vino y del Agricultor.

Casa de la antigua Sindical y ubicada en la llamada zona de El Puente, dónde hoy en día los Viticultores de la zona  trabajan para darnos a conocer todos los detalles de sus vinos de denominación de origen.

Junto a la Casa del Vino y del Agricultor, nos adentramos en el Parque de Néstor Álamo, en un entorno de viviendas de colores que asoman al mismo ambiente de sosiego, color y vegetación, destacamos la Palmera de Paquesito con su espectacular altura que la convierte en una de las más alta de la isla de Gran Canaria y que recibió en el 2001 un galardón dela caja Insular en el “Certamen de Conservación de la Palmera Canaria”.

Dicho parque se construyó aprovechando el fondo del barranquillo de Ingenio, conocido popularmente como “barranquillo del Culo Pesao”. En su interior se encuentra otro de los molinos de gran interés, el llamado Molino de Antoñico Bordón, que reproduce, en un circuito cerrado de agua, el proceso de la molienda, siendo movido por la fuerza que la misma adquiere al caer sobre la rueda por medio del “cubo”. Sin olvidar mencionar que podremos disfrutar de un momento de relax en un entorno idílico.

En el interior  y junto al ya mencionado Molino de Antoñico Bordón, existen unas escaleras que nos lleva al Molino de Los López o de la Rueda,considerado el primer molino azucarero del Municipio. Junto a él observamos el Molino de los Díaz,calificado como Museo del Agua, de gran belleza y valor arquitectónico, muestra la maquinaria original. Justo en frente nos llamará la atención una Cantonera.

Ya una vez adentrados en el casco histórico, mostrarles las curiosas calles adoquinadas, las fachadas de las casas tratadas cromáticamente, y un mobiliario urbano selecto, configuran un panorama singular y entrañable.

Al subir la calle, a la derecha, y al final de la misma nos encontramos con la llamada “Casa del Reloj”(calle Sebastiana Espino Sánchez) considerada como patrimonio monumental del Municipio, sitio dónde los regantes confirmaban la hora en que les tocaba la repartición del agua, y que iba en función de la cantidad de la misma que le tocara a cada persona, durante cierto número de horas, y minutos, dependiendo de cuál fuera la partición de cada uno.

El reloj actual data de 1922 y es de procedencia alemana.

Bajando por la Calle de la Virgen, preciosa calle adoquinada, nos dirigimos al punto céntrico del municipio,  la Iglesia de Nuestra Señora de Candelaria.

Habría que destacar de ella que se empezó a construir en 1901, sobre los restos de la anterior ermita del mismo nombre, y de la que no quedan vestigios, hay testimonios escritos que permiten situarla entre 1565 y 1573.

A lo largo de las paredes existen 14 cuadros, de principios del siglo XX, que conforman un “Vía Crucis”. Algunas de las campanas proceden de la antigua Torre de Ingenio, que  fueron construidas y donadas por los isleños de Cuba.

Llegaron de la Habana el 6 de Junio de 1820.

Junto a ella está la Plaza del mismo nombre, en la cual se celebra el  Festival Internacional de Folclore y Muestra Solidaria de los Pueblos, pretendiéndose así reflejar la tradición folclórica y cultural de Ingenio conjuntamente con la de otros países.

A la falda de la misma y de la Iglesia, nos encontraremos con unas figuras muy curiosas para todos nuestros visitantes, pero de gran significado para los vecinos de Ingenio. Nuestros abuelos solían criar cochinos para luego, ir de municipio en municipio, y venderlos. Eso servía como medio de subsistencia. De ahí que cuando los habitantes de otros pueblos, los veían llegar, decían:

“Por ahí viene, el cochinero”

De esta forma a los vecinos y vecinas se les llaman“COCHINEROS”.

Próximo al conjunto que forman La Iglesia y La Plaza de Candelaria nos encontramos el edificio delAyuntamiento, en cuyo balcón se aprecian tres banderas ; de izquierda a derecha ,la Bandera de la Comunidad Canaria, la Bandera Española y la Bandera del Municipio de Ingenio, cuyo color verde representa los cultivos de los campos de Aguatona, y el blanco por el agua que corría por  los dos barrancos (se observa dos franjas) que forman los límites del pueblo, el Barranco del Draguillo y el Barranco de Guayadeque.

Junto al Ayuntamiento, la Secretaría de la Heredad Acequia Real de Aguatona, sin lugar a dudas, una de las instituciones que han marcado el devenir histórico del Municipio de Ingenio. Su desarrollo ha respondido a las exigencias y necesidades de una población que, debido a las circunstancias, tuvo en el agua no sólo elemento vital sino pilar de todo un modo de subsistencia. La Heredad “Acequia Real de Aguatona” aparece ya plenamente configurada hacia 1521.

En nuestro empeño por conservar la idiosincrasia de nuestras adoquinadas calles, la calle nueva, junto al Ayuntamiento nos lleva al Taller Escuela Municipal de Artesanía, dónde se ofrecen regularmente cursos y talleres de cerámica; auspiciados por el ayuntamiento, en su mayoría de las veces y otras por la FEDAC (Fundación para la etnografía y desarrollo de la Artesanía Canaria).

Es un edifico digno de visitar, por su significado histórico para la villa, pues fue un Ayuntamiento, una escuela y una comisaría de policía. En su interior es importante mencionar el horno que actualmente se usa para la cocción de las piezas, el cual se encuentra situado en la planta baja del mismo, y si subimos a la segunda planta del edificio, disfrutaremos de una sala de exposición de todos los trabajos artesanales de la Villa, y una segunda sala donde apreciamos todos los oficios canarios de la isla de Gran Canaria, a través de video realizado por la FEDAC.

Como podremos observar, hemos vuelto a uno de los puntos de mayor interés deL municipio, junto a la Plaza de Candelaria, descubrimos otra de nuestras esculturas que nos hablan de las tradiciones del lugar, concretamente” Las Lavanderas” de Carmen Lovelle y Gonzalo Suárez, vaciado en bronce y pátina verde.

Constituye una imagen a tamaño natural de dos señoras lavando sus ropajes en las acequias, a través de las cuales el agua es conducida para su mejor aprovechamiento. Las aguas de riego son la arteria vital del sustento y desarrollo de toda población, y en especial, en un núcleo poblacional como Ingenio basado en su agricultura y ganadería. Su abundancia o su sequía marcan la bonanza o la penuria de la población.

En la trasera de la misma, C/ Ramón y Cajal, se encuentra otro de los edificios Históricos en la villa. Una antigua casa canaria, donada al Municipio por la familia Espino Sánchez, que hoy en día abre sus puertas a todos los visitantes con la Oficina de Información Turística y la Asociación de Caladoras, donde podremos conocer de primera mano la actividad que nos identifica como pueblo artesano. En su interior alberga una espléndida exposición de calados, ejecutados con exquisito gusto, pues su técnica, además de su conocimiento y difícil ejecución, precisa de una amplia dedicación. Consiste en un bordado minucioso que da lugar a espectaculares manteles, pañuelos, caminos de mesa, etc

Nuestras  caladoras muestran un arte, que de generación en generación, conceden al calado un prestigio internacional.

Anexo a ella, se encuentra el Parque de Lectura” Francisco Tarajano” , donde destacaremos la presencia de monolitos que representan distintos acontecimientos relacionados con este Municipio, uno de ellos con un Haiku del poeta japonés Buson que conmemora la visita del Peace Boat a la Villa, otra con “ El Niño Mudo” de Canciones de García Lorca con motivo del Día del libro, un tercero con la poesía” song of myself”  de Walt Whitman que recuerda el acto de hermanamiento entre los pueblos de Ingenio y San Bernardo ( Louisiana) el 04 de Octubre de 2002. El último se inauguró con motivo del 40 aniversario de la visita de la “Lucia Sueca” A Gran Canaria y tiene una estrofa de poeta Stig  Dagerman.

Aproximadamente a dos kilómetros de distancia de la zona de la Plaza y en dirección  al municipio de Telde por la carretera antigua, se sitúa  el Museo de Piedras y Artesanía Canaria, en cuyo interior, se observa una colección de piedras venidas de diferentes partes del mundo, de ahí la procedencia de su nombre,  una Ermita muy peculiar, debido a las esculturas que se muestran en su interior y una exposición de muebles antiguos. Para todos los interesados en tener más conocimiento de la elaboración de los calados, el personal del Museo les ofrecerá  una charla.

La entrada es libre y gratuita, excepto en el mes de diciembre cuyo coste es de 1 €  por persona para visitar el espectacular Belén  Artesanal.

Esperamos que la historia de la Villa de Ingenio, les acerquen a  palpar su idiosincrasia, en poder llegar a conocer, a todo un pueblo amable y de carácter acogedor, identificado con su pasado vivo en el presente.

 

Venga  a conocernos.